Zapatero a tus zapatos: lo que el dogma atrofia.

Quien osa ponerle limites al conocimiento científico?Cualquiera creería que en pleno siglo XXI pocos se atreverían a hacerlo máxime cuando el mundo en que vivimos está plagado de descubrimientos e innovaciones tecnológicas producto de una rigurosa experimentación científica. Pero no. En un artículo dominical de el diario El tiempo del 19 de Junio del 2011 el reconocido sacerdote y columnista del diario El Tiempo, Alfonso Llano Escobar, teólogo y profesor de la universidad Javeriana se va lanza en ristre contra uno de los científicos más importantes e influyentes de hoy, Stephen Hawking quien afirma en su último libro – El Gran Diseño – que el cerebro humano después de la muerte corre la misma suerte que un computador cuando se apaga, es decir, que no queda ningún tipo de actividad, afirmación que el señor Llano con el tono de la convicción que produce el dogma no digerido califica de ignorante, ridícula y que a su vez le merece el calificativo de estúpido, lo cual pone a pensar a los lectores sobre la pertinencia y la supuesta autoridad que ejercen algunos de los líderes religiosos sobre una de las actividades más elevadas del ser humano: la ciencia. Sin duda esto muestra que aún quedan bastiones ideológicos que pretenden recuperar el monopolio sobre la Verdad que en un pasado poseían. Descalificar las hipótesis planteadas por un contradictor a la luz de la razón implica replantear una mejor sin necesidadde recurrir a argumentos de autoridad ni a la bajeza del insulto, de ahí que en materia de conocimiento no se hable de hipótesis estúpidas o ignorantes sino de probables e improbables. Ese aspecto no lo toma en cuenta el columnista y emprende una serie de contra-argumentos como el de que el interés principal de su afirmaciones lo que busca es vender el libro costa de una supuesta ignorancia religiosa, argumento que se diluye infinitamente cuando a manera de epílogo escribe la dirección y datos de contacto del  sitio donde se vende uno de sus libros – Zapatero a sus zapatos –  en donde rebate la veracidad de las hipótesis de Hawking que para los amantes de este tipo de literatura y admiradores de este personaje resulta sospechosamente contradictorio. La discusión entre ciencia y religión no es nueva y parece ser que a los científicos les está vedado hacer afirmaciones sobre el origen del universo o sobre si hay vida después de la muerte ya que tocan las fibras sensibles de lo que cada quien llama para si mismo espiritualidad, pero por otro lado la respuesta a esas preguntas no parece ser resuelta de manera convincente por la “prestidigitación dialéctica” que pretende desvirtuar tales razonamientos mediante abusos del lenguaje.

Si la ciencia en su quehacer desenmascara verdades que resultan molestas en otras esferas de la existencia humana es algo que puede resultar incómodo o devastador para muchos; por fuera de esto el objetivo que se persigue es el de develar los secretos que la naturaleza guarda celosamente, que manejados de manera ética deberían prestar un servicio a favor del progreso de la humanidad. Un ejemplo de esta situación se vivió en la Europa del siglo XIX cuando la poderosa teoría deDarwin sobre la evolución –  sobre la cual descansa todo concepto en biología – de las especies resultaron de sus análisis sobre las observaciones experimentales durante la expedición por América y que contrariaba la idea que le fue impuesta en su pregrado en Cambridge cuando leyó la Teología natural de William Paley en la que se enseñaba la idea del diseño inteligente.

Retomado el temade la vida después de la muerte, muchos habremos tenido el sueño o la sensación de encontrarnos con un ser querido que había muerto tiempo atrás y que su muerte fue parte de una gran confusión pero cuando despertamos volvemos a ser conscientes y nos reencontramos con la triste realidad. La vida después de la muerte es una idea confortable ya que nos alivia con la esperanza de encontrarnos con los seres queridos en una dimensión ultra terrena. Es una idea confortable y  maravillosa, pero de la cual no tenemos ninguna prueba válida. La religión brinda por suparte el consuelo y la esperanza que muchos quieren oír por lo que esas ideas encuentran una gran aceptación en las mayorías. Hasta ahora nadie ha vuelto del más allá a contarnos con algún detalle su experiencia. Los esceptico esperamos ansiosos eas pruebas que,  entre otras cosas, deberían ser datos cientificos comprobables y no simples anecdotas.

La historia nos ha enseñado en muchas ocasiones que las ideas o dogmas religiosos han suprimido y atacado el pensamiento científico por la simple razón de que éste con el calor de su fuego abrazador chamuzca las ideas místicas y sobrenaturales. Porque la religión organizada al descubrir las bondades de la ciencia no ha dicho: “ El universo es mas fantástico de lo que creíamos” …”la tierra no es el centro del universo!” ó “ la teoría de la evolución explica con mayor simpleza el origen delos seres vivos!”. A mi modo de ver eso refleja el carácter arrogante de sus dogmas, por el contrario que presunción nos lleva a creer por ejemplo cuando el papa Benedicto XVI salió a advertir que el condón no protegía del contagio por el VIH habiendo evidencia científica de sobra de su seguridad?  Porque la sociedad tiene que extender invitaciones a paneles de discusión sobre ética a los teólogos como si estos fueran expertos comparables por ejemplo a la de un filósofo moral en temas como el aborto o la clonación? Como afirma el biólogo evolucionista Richard Dawkings la sociedad ha decidido concederle un respeto diferente a la religión que la protege del escrutinio pero que a su vez opina sobre todo sin reparo. Ese respeto inmerecido como lo afirma Dawkings comenzó a diluirse con el acceso a nuevas fuentes de información, también con la convicción de que toda idea debe ser sometida al análisis racional venga de donde provenga y por la convicción profunda de que el librepensamiento es necesario y útil para el progreso de la  humanidad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: